Un Via Crucis con las meditaciones de Mosén Sol

Un Via Crucis con las meditaciones de Mosén Sol

La Hermandad publica, en este tiempo de Cuaresma, un documento para el rezo del Via Crucis con meditaciones de su fundador, el Beato Manuel Domingo y Sol.

Con motivo de la Cuaresma, la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos ha publicado un documento para la práctica devocional del Via Crucis guiada por meditaciones del Beato Manuel Domingo y Sol. De esta forma, el fiel podrá acompañar los pasos de Jesús desde su prendimiento en Getsemaní hasta su muerte en cruz en el Calvario a través de las sugerentes reflexiones de Mosén Sol.

El fundador de la Hermandad escribió multitud de textos sobre la vida de Jesucristo. En sus escritos sobre la Pasión y Muerte del Señor, D. Manuel exhorta a la conversión: “Porque nada como los padecimientos de Jesús para obrar nuestra santificación. Son alimento y medio propio de santificación para todas las almas”.

Una devoción con gran arraigo

El rezo del Via Crucis consiste en la meditación de los padecimientos de Jesús desde que es arrestado en el Monte de los Olivos y hasta su entrega absoluta en la cruz en el Gólgota. Se trata, pues, de una forma de acompañar al Señor en su Pasión y Muerte, siguiendo el camino de la cruz con Él no como un mero espectador, sino compartiendo sus sufrimientos y manifestando arrepentimiento por los propios pecados.

El Via Crucis consta de un total de 14 estaciones. Suele rezarse el Viernes Santo, aunque la práctica se ha extendido a todos los viernes de Cuaresma. Es costumbre hacer este ejercicio piadoso siguiendo un recorrido por la calle o en el interior de una iglesia a través de las imágenes de las estaciones.

ACCEDE AQUÍ AL VIA CRUCIS

Si te ha gustado.. ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter