Los restos del futuro beato Francisco Cástor Sojo ya descansan en el mausoleo de los mártires de la Hermandad

Los restos del futuro beato Francisco Cástor Sojo ya descansan en el mausoleo de los mártires de la Hermandad

El domingo 27 de junio, los restos del siervo de Dios Francisco Cástor Sojo López fueron instalados en el mausoleo de los mártires de la Hermandad en el Templo de la Reparación de Tortosa; también fueron extraídas unas reliquias insignes del beato Miguel Amaro Ramírez.

A falta de cuatro meses para la beatificación del último grupo de mártires operarios, la Hermandad prosigue con los preparativos para la celebración. Ayer, domingo 27 de junio, los restos del siervo de Dios Francisco Cástor Sojo López fueron depositados en el mausoleo de los mártires de la Hermandad en el Templo de la Reparación de Tortosa. La ocasión se aprovechó también para extraer unas reliquias insignes del beato Miguel Amaro Ramírez.

El acto se inició con la lectura del decreto firmado por Mons. Enrique Benavent, Obispo de Tortosa, con el que constituyó el tribunal para dicho la ocasión. Los miembros nombrados por el Obispo hicieron su juramento ante el Vicario.

El Postulador general de la Hermandad, D. Carlos Comendador, dirigió a los presentes unas palabras de bienvenida. Aclaró que los restos del siervo de Dios Francisco Cástor Sojo López se unen a aquellos mártires de la Hermandad que fueron instalados en el mausoleo en 1947, y que se ha realizado ahora en vista a su próxima beatificación el 30 de octubre, junto a otros tres mártires operarios.

Comendador también agradeció el amor de los fieles de la parroquia de El Romeral (Toledo) al beato paisano Miguel Amaro. Un grupo de 10 diez personas se desplazaron hasta Tortosa junto con su párroco, D. José Ángel Espada, para recoger la reliquia insigne. El grupo venido de El Romeral celebró la Eucaristía antes del acto.

También asistieron, entre otros, D. José Miguel Martínez, Administrador general; D. Emilio Lavaniegos, miembro del Consejo general; el operario D. Abundio Cirujano, paisano del beato Miguel Amaro; y los operarios capellanes del templo. También estuvo presente D. Jorge López Teulón, sacerdote toledano, postulador y escritor sobre los mártires del s. XX en España. Los presentes tuvieron un breve momento de oración pidiendo la intercesión de los beatos mártires de la Hermandad.

D. Abundio Cirujano y D. Rutilio del Riego, operario y obispo auxiliar emérito de San Bernardino (USA), introdujeron los restos del siervo de Dios Francisco Cástor Sojo López en el mausoleo de los mártires. Seguidamente se produjo a la extracción de una reliquia insigne del beato Miguel Amaro, que será venerada en su pueblo de El Romeral.

Traslado de los restos

Los restos del siervo de Dios Francisco Cástor Sojo López fueron extraídos, el 25 de junio, del Cementerio de Ciudad Real, donde se encontraban enterrados desde el año 1939. Para llevar a cabo esta operación, el día anterior se constituyó un tribunal en presencia del Obispo de Ciudad Real, D. Gerardo Melgar. En el acto estuvo presente en Ciudad Real una sobrina nieta del siervo de Dios.

Si te ha gustado.. ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter