¿Qué santos protegen a la Hermandad?

¿Qué santos protegen a la Hermandad?

La Inmaculada Concepción, San José y San Francisco entre otros intercesores.

La fiesta de Todos los Santos, que celebramos el 1 de noviembre, es una buena ocasión para recordar a los santos que protegen y acompañan a la Hermandad. Efectivamente, el papa Francisco nos indica en la Exhortación Gaudete et Exsultate que los santos “nos alientan a no detenernos en el camino, nos estimulan a seguir caminando hacia la meta” (GE 2). Y citando a Benedicto XVI, nos recuerda que “Podemos decir que «estamos rodeados, guiados y conducidos por los amigos de Dios […] No tengo que llevar yo solo lo que, en realidad, nunca podría soportar yo solo. La muchedumbre de los santos de Dios me protege, me sostiene y me conduce»” (GE 3).

El beato Manuel Domingo y Sol quiso que algunos santos en particular se ocuparan de estimular a los operarios a seguir a caminando hacia la meta. Y así lo dejó reflejado en las Constituciones de la Hermandad. Hoy es una ocasión para renovar nuestra confianza en ellos.

La Inmaculada Concepción.

La Inmaculada Concepción de María

Mosén Sol vivió la emoción de la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción de María en 1854 que marcó la espiritualidad de la época. Era un gran devoto de este misterio, que predicaba con una grande fe.

Así, les recordaba a los operarios:

La Virgen Santísima, principalmente en el misterio de su purísima Concepción, es la Patrona de la Hermandad y de los colegios [de vocaciones]. Debemos infundir en nuestros jóvenes ardiente devoción y amor hacia ella, estimulándoles a su culto y a celebrar con gozo sus principales festividades”.

San José.

El Patriarca San José

Bajo la sombra de San José quiso el beato Mosén Sol poner los Colegios de vocaciones por él fundados. San José es el Santo patrón de la Hermandad, y el fundador reconoce que “nuestra esperanza no ha sido defraudada” (Escritos I, 3 13). Tal era el vínculo de los operarios con San José que fueron llamados mucho tiempo josefinos.

San Francisco de Asís

San Francisco de Asís

Don Manuel pone también a San Francisco de Asís como protector de la Hermandad por su espíritu reparador al Corazón de Jesús y su amor a la Eucaristía:

“Por sus sentimientos de amor a las almas -mayormente a los pecadores- y por el afecto de tierna compasión a Jesús, San Francisco de Asís es el más distinguido reparador de su Corazón. Por ello la Hermandad se lo ha propuesto también por Patrono y los operarios deben mirarle como a modelo en su oficio y ejercicio de reparadores”.

San Luis Gonzaga

San Luis Gonzaga

También Mosén Sol se fijón en San Luis Gonzaga por el objeto de la Hermandad por “la formación cristiana de la juventud”. Y así lo reconoce:

“Siendo uno de nuestros objetos preferentes el bien de la juventud, obra tan grata al Señor, la Hermandad ha adoptado por uno de sus Patronos a San Luis Gonzaga, declarado por la Santa Sede protector especial de dicha juventud. A él, pues, debemos confiar el fomento de la piedad en los jóvenes que Dios quiera encomendar a nuestro celo”

Los santos Ángeles

La devoción de don Manuel a los Santos Ángeles era tal, que también deseó que fueran protectores de la Hermandad.

Su confianza en su ayuda fue siempre constante:

“La devoción a los santos Ángeles es una de las devociones más gratas. Es muy dulce el pensamiento que la fe nos ofrece de tener constantemente a nuestro lado y dispuesto a devolvernos una sonrisa cariñosa a cada una de nuestras miradas a uno de esos cortesanos del cielo”.

Si te ha gustado.. ¡Comparte!
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Tweet about this on Twitter
Twitter
Etiquetas:
, ,