La «Maison Don Manuel», el Aspirantado de la Hermandad en África

La «Maison Don Manuel», el Aspirantado de la Hermandad en África

Son sólo ocho seminaristas. No hay más porque no hay espacio. El Aspirantado «Maison Don Manuel», inaugurado en 1998 en Lubumbashi (R.D. del Congo), se ha quedado pequeño. Pero esto les importa poco a Bertin, Daniel, Fabien, Michel, Tharcisse, Victor, Bob y Fabien. Quieren ser sacerdotes operarios y para ello se preparan con ilusión.

Al preguntarles por su vocación alguno hace referencia a su paso por el Petit Séminaire Saint François de Sales donde los operarios han sido sus formadores. Es el caso de Bertin, que afirma haberse sentido interpelado «por la manera de vivir de los operarios, el trabajo en equipo y la colaboración entre ellos; y también por su manera de ocuparse de los jóvenes». En este sentido Fabian resalta sobre todo «la manera de suscitar la vocación entre los jóvenes». Porque esto es algo que caracteriza a los operarios.

Estos ocho aspirantes son jóvenes de entre 20 y 26 años que se encuentran en la etapa discipular o de estudios filosóficos. Están acompañados por el rector, D. Frédéric Madiya y por el director espiritual, D. Alain Mbayo. Ambos formadores insisten en la importancia de la formación integral de los seminaristas. Para ello han elaborado un Proyecto formativo en el que se contemplan las diversas dimensiones: humana, comunitaria, espiritual, intelectual, pastoral y específica o propia de la Hermandad. No obstante en esta etapa se acentúan de una manera particular las dimensiones humana y espiritual para prepararse «en la escuela de Cristo» a vivir la fraternidad sacerdotal.

A Michel le llama la atención el estilo de sus formadores: «son sacerdotes que viven con nosotros. No hay en ellos superioridad, sino respeto. Nos invitan a la responsabilidad personal y a la madurez». Tharcisse por su parte comenta que: «se nos educa a ser responsables sin la necesidad de la presencia constante del formador. Ser responsable es fundamental porque un día seremos formadores en su seminario».

La Hermandad de sacerdotes operarios diocesanos llegó a África en 1963. Curiosamente, ha sido después de haber celebrado el 50º aniversario de este evento cuando el Señor ha bendecido de manera particular a la Hermandad con jóvenes vocaciones. En la actualidad son doce los sacerdotes operarios de este continente. Pero parece que el sueño del Beato Manuel Domingo y Sol sigue ilusionando a más jóvenes.

 

Si te ha gustado.. ¡Comparte!
Share on FacebookEmail this to someoneTweet about this on Twitter
Etiquetas: