La belleza de la fraternidad sacerdotal

La belleza de la fraternidad sacerdotal

Preparando la fiesta del Beato Manuel Domingo y Sol

Con el lema «La belleza de la fraternidad sacerdotal» la Hermandad de Sacerdotes Operarios Diocesanos celebra el próximo 29 de enero la fiesta de su fundador, el Beato Manuel Domingo y Sol. Se continúa de este modo la campaña del año pasado –Fraternos por naturaleza– con el fin de ofrecer el testimonio de la fraternidad sacerdotal que los operarios están llamados a vivir en sus equipos de vida y trabajo.

El hecho de que en 2018 se cumplen 10 años de la aprobación de la Hermandad como Asociación sacerdotal se presenta como una ocasión para recordar la invitación que la Asamblea General XXII hizo a los operarios: «convertirnos a lo que somos».

En este contexto los operarios reciben con gozo las exigentes palabras que el papa Francisco dirigió a los sacerdotes de Cassano all’Jonio: «la belleza de la fraternidad: ser sacerdotes juntos, seguir al Señor no solos, cada uno por su lado, sino juntos, incluso en la gran variedad de los dones y de las personalidades; es más, precisamente esto enriquece al presbiterio, esta variedad de procedencias, edades, talentos… Y todo vivido en la comunión, en la fraternidad».

Para el operario la buena noticia es el don del sacerdocio vivido en fraternidad. Por ello se comprometen a vivir la alegría y el gozo de ser sacerdotes fraternos, el gozo profundo de ser sacerdotes operarios. Don Manuel, al explicar el sentido y los objetivos de los encuentros que tenían operarios cada año, les decía: «[…] sobre todo nos es dado en estas silenciosas y pacíficas reuniones anuales, dilatar nuestro corazón al gozo y a la alegría santas con las mutuas expansiones y presencia, unos de otros, después de tanto tiempo de separación, porque ciertamente jucumdum est habitare fratres in unum» (Escritos I, 5º, 38). Los operarios quieren, en esta fiesta de 2018, renovar la experiencia del salmo 133: «¡Qué agradable y delicioso que vivan unidos los hermanos!».

Son muchos los sacerdotes operarios que reconocen la importancia que ha tenido para su vocación el testimonio de fraternidad de un determinado equipo de operarios. Por ello creen que la vida fraterna es un gran medio para suscitar vocaciones para la Hermandad.

Si te ha gustado.. ¡Comparte!
Share on FacebookEmail this to someoneTweet about this on Twitter