Confiarse a Ntra. Sra. de la Vocación durante el mes de mayo

Confiarse a Ntra. Sra. de la Vocación durante el mes de mayo

El bello Templo de Santa Catalina de Valencia (España) tiene un tesoro desconocido para muchos. Se trata de una imagen de la Virgen María que llama la atención a todos los que pasan por allí. Su advocación no nos extraña tratándose de un templo en el que trabajan los sacerdotes operarios diocesanos. En una pequeña capilla de la girola María es invocada como Ntra. Sra. de la Vocación.

Significado de la imagen

El título parecería nuevo, pero expresa una realidad teológica de siempre. Es característica de la imagen el círculo rebajado del seno, expresión del vacío interior de sí mismo y de la propia voluntad para aceptar la voluntad de Dios que llama, en total disponibilidad. María expresó esta disponibilidad con sus palabras «He aquí la esclava del Señor».

Sus manos, suavemente tendidas en actitud de entrega y de acogida maternal expresan que por ellas pasa la gracia de la Vocación, y a ellas puede acudir confiado el que, después de haberla recibido, necesita un apoyo para serle fiel.

Ella, el modelo de Vocación, despierta la Vocación ante el deseo de mirarla.

La devoción a María, en el discernimiento de la propia Vocación, es siempre garantía de éxito.

Origen de esta imagen

La imagen de Ntra. Sra. de la Vocación presidió el encuentro de San Juan Pablo II con cinco mil sacerdotes de toda España, en su visita pastoral a Valencia-Moncada el 8 de noviembre de 1982. Se trata de una obra en madera del escultor Manuel Biot, que realizó otras dos copias.

Oración a Ntra. Sra. de la Vocación

Imagen de Ntra. Sra. de la Vocación Templo de Santa Catalina – Valencia

Señora de la Vocación,
sembradora de vocaciones,
medianera de la gracia de la vocación,
modelo perfecto vocacional,
alcánzame la gracia de conocer bien
mi propia vocación,
de descubrir toda su grandeza y hermosura,
y de valorar el don divino de ser llamado.
Ayúdame a conseguir
ese vacío interior de mí mismo
con la entera disponibilidad requerida
para seguir la vocación,
como tú la tuviste.
Señora y Madre de la vocación;
Tú, que cuidas el desarrollo del Cuerpo de tu Hijo,
que es la Iglesia,
sé sembradora de vocaciones:
despierta en las almas juveniles
la fervorosa acogida a la divina llamada,
y acompaña el desarrollo de toda vocación
con tu cálida protección maternal,
para gozo de la Santa Iglesia y de tu Hijo, Jesús. Amén.

María, modelo de vocación, según Francisco

La Virgen María, modelo de toda vocación, no tuvo miedo a decir su «fiat» a la llamada del Señor. Ella nos acompaña y nos guía. Con la audacia generosa de la fe, María cantó la alegría de salir de sí misma y confiar a Dios sus proyectos de vida. A Ella nos dirigimos para estar plenamente disponibles al designio que Dios tiene para cada uno de nosotros, para que crezca en nosotros el deseo de salir e ir, con solicitud, al encuentro con los demás (cf. Lc 1,39). Que la Virgen Madre nos proteja e interceda por todos nosotros (Mensaje para la 52 Jornada mundial de oración por las vocaciones-2015)

Si te ha gustado.. ¡Comparte!
Share on FacebookEmail this to someoneTweet about this on Twitter